Buscar en Universidad UVM
Aprende a cuidar a tu perro viejito

Aprende a cuidar a tu perro viejito

Suscríbete al newsletter de Salud e innovación

Recibe mensualmente los artículos de tu interés

Aprende a cuidar a tu perro viejito

Salud e innovación

Un día te levantas y te das cuenta de que tu perro, ese que hace unos años brincoteaba de un lado a otro sin parar, hoy no puede treparse a la cama o tarda media mañana en subir las escaleras. Entonces te das cuenta que tu mascota llegó a la dichosa tercera edad y que no tienes ni idea de cómo cuidarlo en esta etapa de su vida.

 Justo por eso, entrevistamos Fernando Flores, médico veterinario y zootecnista , quien actualmente trabaja y da clases en el Hospital Veterinario UVM, para que nos diera algunos consejos para tratar a nuestras mascotas longevas.

 

SEÑALES DE VEJEZ

  • Su actividad física baja considerablemente, pasa mucho tiempo acostado (duerme más) y le cuesta trabajo levantarse. Su andar es mucho más pausado y se cansa rápidamente.
  • En ocasiones, le salen canas y verrugas o manchitas en la piel.

 

¿Debo cambiarle la dieta?

Lo ideal es que tenga una dieta balanceada y que le des alimento especial para perros mayores. Estos alimentos tienen ingredientes como calcio, que le ayuda a mantener sanas sus articulaciones, y ácidos grasos, para su salud mental . Ahora bien, si el perrito ha comido toda su vida comida casera (algo que no es recomendable), será difícil que adopte una dieta nueva.

 

¿Debo darle menos comida para evitar que engorde?

Más que darle menos alimento, lo que hay que hacer es seguir las indicaciones de cada fabricante. En las bolsas de alimento vienen siempre las porciones sugeridas. Para poder seguir las recomendaciones es importante tener conocimiento de cuánto pesa el perro para darle la cantidad adecuada.

 

¿Qué tanto debo hacer que se mueva?

El mejor ejercicio para un perro mayor son las caminatas cortas. No hay como tal un lapso estipulado, pero podrían ser unos cinco o diez minutos por paseo unas dos o tres veces al día. Lo importante es que se mueva para tratar de tener sanas sus articulaciones. Si el perrito tiene ya algún tipo de lesión, se recomienda una terapia física como, por ejemplo, caminadoras con agua. En el Hospital Veterinario UVM tenemos todo un departamento de fisioterapia animal para atender cualquier tipo de lesión.

 

 ¿Cada cuánto debo llevarlo al veterinario?

Una o dos veces al año como mínimo. Es importante tomar en cuenta que los perros mayores pueden presentar padecimientos como insuficiencia renal, formación de tumores, artritis, etcétera, por lo que hay que tenerlos monitoreados.

 

¿Qué hago si mi perro presenta alguno de estos problemas?

  • Cataratas: cuando un perro padece cataratas hay que estar muy al pendiente de escaleras, balcones, etc., porque corre riesgo de caer al no poder ver bien. De preferencia, no hay que subirlos a la cama o estar muy al pendiente de ellos cuando quieran bajarse. También es importante evitar cambios en su entorno, pues los perros memorizan dónde se encuentra cada cosa.
  • Sordera: al igual que con la ceguera, hay que hacer una revisión médica para diagnosticar si es algo relacionado con la edad o si existe algún otro factor. Si el problema es degenerativo hay que tenerle paciencia y entender que ya no podrá acudir a nuestro llamado. Cuando lo paseamos es importantísimo traerlo con correa, pues al no poder escuchar se vuelven más propensos a padecer algún accidente.
  • Falta de movilidad: lo primero, una revisión médica para determinar si se debe a una lesión en su columna o en la médula espinal. Cuando un perro no se puede mover suelen presentarse úlceras, por lo que es muy importante llevar una limpieza estricta. Además, al no poder moverse, el animal defecará y orinará en donde esté, y el contacto prolongado con orina y heces puede traerle serios problemas en la piel.
  • Incontinencia: esto puede ser causado por problemas en la médula espinal, por lo que se debe evaluar si es necesario un tratamiento quirúrgico. Aquí la recomendación es tener mucha paciencia, pues el animal no puede controlar dónde orina o defeca.

 

¿Cuándo es necesaria la eutanasia?

Lo que hay que tomar en cuenta para tomar esa decisión es qué calidad de vida tiene el animal. Si a un perrito le cuesta trabajo incorporarse, pero come, disfruta de la compañía de sus dueños, pide caricias y sigue “presente” en la vida de la familia, entonces quizá no sea el momento. Por el contrario, si vemos que el perro ya no se mueve, no come, está casi todo el tiempo irritable y tiene dolor, es momento de practicar la eutanasia.

 

Tips para alargar la vida de nuestros perros

  1. Darle una vida llena de amor y de afecto. Los perros necesitan saberse queridos.

  2. Llevarlo periódicamente (al menos una vez al año) a revisiones médicas, aplicación de vacunas y desparasitación.

  3. Darle una alimentación balanceada y, por favor, no darles comida casera. Un perro debe comer comida de perro.

  4. Sacarlo a pasear para que tenga actividad física diaria.

  5. Evitar la medicación sin supervisión médica.

 

Haz clic aquí para ver los comentarios

Suscríbete para recibir las notificaciones de nuestros nuevos artículos

Sigue leyendo

Déjanos un comentario

comentarios