Buscar en Universidad UVM
Dos aspectos para decidir entre universidad pública o privada

Dos aspectos para decidir entre universidad pública o privada

Suscríbete al newsletter de Pasión y talento

Recibe mensualmente los artículos de tu interés

Dos aspectos para decidir entre universidad pública o privada

Pasión y talento

Decide de manera informada cuál es la escuela que más te conviene. No descartes una opción sin haber contemplado lo que te puede ofrecer una universidad pública o una universidad privada.

Pon atención a las siguientes noticias publicadas en periódicos de las tres ciudades más grandes de México:

  • Monterrey, Nuevo León. “Alrededor de 34 mil estudiantes presentaron su examen de admisión a nivel licenciatura, de los cuales solamente fueron aceptados 20 mil, quedando 14 mil sin acceso a la UANL”.
  • Guadalajara, Jalisco. “Cuando la UDG publicó los resultados del proceso de admisión del calendario 2016-B, y de los 45,785 aspirantes que hicieron trámites a alguna licenciatura quedaron fuera 28,203. Sólo el 38.4% logró entrar”.
  • Ciudad de México. “En marzo, la UNAM publicó los resultados del primer examen de admisión a licenciatura de este año 2017. Solamente el 8.6% de los aspirantes fueron aceptados. De 144,061 jóvenes que aplicaron el examen, sólo 12,472 alcanzaron el puntaje requerido para su ingreso”.

En efecto, las tres están relacionadas con el proceso de admisión de reconocidas universidades públicas: la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Universidad de Guadalajara y la Universidad Nacional Autónoma de México. Junto con muchas otras universidades públicas, gozan de gran calidad educativa y excelente prestigio. Pero, ¿qué pasa cuando los lugares no son suficientes y no se es aceptado en este proceso? ¿Es posible obtener educación de calidad a un precio accesible? La respuesta es sí, pero debes hacer una investigación en dos aspectos importantes:

1. Acreditaciones externas

No todas las escuelas públicas y privadas son iguales. Busca aquellas con buenos resultados de evaluaciones, acreditaciones y reconocimientos nacionales e internacionales.

  • El ranking QS Stars. Otorga estrellas a universidades que cumplen de forma destacada en rubros como empleabilidad, enseñanza, accesibilidad e Instalaciones para el aprendizaje. El ranking es una metodología de Quacquarelli Symond (proveedor líder en información y soluciones de educación superior y carreras) que clasifica a 2 mil instituciones de educación superior de 50 países.
  • En el caso de escuelas privada mexicanas existe la acreditación “lisa y llana” (indiscutible) de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES). La acreditación se otorga a menos del 2% de las cerca de 2,500 universidades privadas que existen en todo el país.
  • Revisa que los programas de estudio estén acreditados ante las autoridades educativas y cuenten con el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE) que otorga la Secretaría de Educación Pública (SEP).
  • Da prioridad a las universidades que tengan resultados “Sobresaliente” en el Indicador de Desempeño Académico por Programas de Licenciatura (IDAP), lo cual quiere decir que sus egresados obtuvieron resultados sobresalientes en el Examen General de Egreso para la Licenciatura (EGEL) del CENEVAL.
  • El Ranking de las 50 mejores universidades de México de la Revista América Economía, que considera aspectos como calidad docente, reputación entre empleadores, prestigio internacional y acreditaciones.
  • El ranking de las 100 mejores universidades de México, elaborado por Selecciones de Reader´s Digest. Este involucra a alumnos, exalumnos, profesores, reclutadores en empresas y headhunters.

Universidad-pública-o-privada_2.jpg 

2. Cercanía

Obtener un lugar en la universidad pública siempre es una gran opción, aun cuando en la mayoría de los casos implica un sacrificio: los largos traslados.

En la Ciudad de México, por ejemplo, un estudiante de Artes Visuales puede dedicar cinco horas diarias a sus traslados desde un municipio conurbado del Estado de México hasta la Facultad de Artes y Diseño, al sur de la Ciudad de México, lo que además implica un gasto diario de 50 pesos diarios en transporte público (más de mil pesos mensuales) y otros gastos, como un almuerzo o una comida.

En el caso de otras ciudades con buenas universidades públicas, es común que muchos estudiantes viajen todos los días desde lejanas poblaciones, lo cual implica realizar los gastos ya mencionados y estar expuesto durante más horas a un tema que preocupa a los padres de familia: tu seguridad.

¿Qué ventajas representa, en este sentido, una universidad privada?

Por un lado, existen más opciones cercanas al hogar, lo cual significa un impacto positivo en seguridad y gastos. En segundo lugar, existen ciertas universidades que tienen más de una sede o campus en una ciudad, lo cual facilita el traslado a sus instalaciones.

No dejes pasar el tiempo esperando un milagro: existen universidades de calidad educativa (por su prestigio, sus instalaciones adecuadas, su equipo de profesores y su ambiente sano y seguro) con colegiatura accesible. Mejor aún: algunas ofrecen, además de becas, financiamientos educativos.

El mundo no se acaba si no ingresas a la UNAM (la UAM, el IPN, la UAEM, la UAP, la UANL, la UDG…).

No todas las universidades privadas tienen una colegiatura inaccesible, ni todas son ‘patito’. Existen opciones accesibles (financieramente hablando) con calidad académica, con la carrera que buscas y con la ventaja de que muchas de ellas quedan cerca de tu hogar.

Revisa también este comparativo sobre privada y pública ¿cuál es la mejor opción?

Haz clic aquí para ver los comentarios

Suscríbete para recibir las notificaciones de nuestros nuevos artículos

Sigue leyendo

Déjanos un comentario

comentarios