Buscar en Universidad UVM
Incentivar la creatividad y el aprendizaje con la ingeniería

Incentivar la creatividad y el aprendizaje con la ingeniería

Incentivar la creatividad y el aprendizaje con la ingeniería

Tecnología y nueva industria

Aprender de forma lúdica es la mejor manera de adquirir el conocimiento, pero sobre todo una buena técnica para incentivar la creatividad en el estudiante. En materia de ingeniería es aún mejor incluir actividades que vuelvan práctico y entretenido el aprendizaje.

Y una forma de hacer algo así son los encuentros como el concurso de Minirobótica que cada año organiza la UVM y el certamen de ingeniería más importante porque en él participan estudiantes de todos los semestres de las ingenierías en Sistemas Computacionales, Mecatrónica, Industrial y de Sistemas, Mecánica, Telecomunicaciones y Manufactura, principalmente.

Desde hace 13 años este concurso se ha convertido en un espacio donde el estudiante desarrolla habilidades relacionadas a su formación académica, aplicada a proyectos de robótica, en áreas como electrónica, control, mecánica, electricidad, sistemas, programación y comunicaciones. Las categorías en que participan son: Creatividad e Innovación, Drones, Guerra de Robots, Lady Robotino (categoría exclusiva para mujeres), Mini Sumo, Reto Humanoide, Reto Mental, Robo Cup y Sumo.

Aprendes, practicas y complementas:

Concursos-ingeniería_2.jpg

Emmanuel Gutiérrez Balderas, de sexto semestre Ingeniería Mecatrónica y Ricardo Díaz Tapia, de octavo semestre de Ingeniería Industrial, ambos alumnos de UVM Campus Cuernavaca, participaron juntos en la categoría de Reto Humanoide -en el concurso de Minirobótica en 2017-, en la cual debían demostrar cómo se logra emular los movimientos humanos, pero en un robot.

Estos dos estudiantes comentan que para desarrollar su proyecto de la humanoide bailarina, dividieron el trabajo en tres partes: ensamble, coreografía y programación. Diseñar el escenario, vestuario y programar los pasos les llevó como cuatro meses, ya que “hay que trabajar mucho en la velocidad de los motores para controlar el equilibrio del robot humanoide”, afirma Ricardo.  

“Si este trabajo lo lleváramos a las fábricas, podría ser de gran ayuda porque los robots no pueden sufrir accidentes, y sí son capaces de cargar cosas pesadas durante muchas horas al día”, lo cual es un riesgo mayor para un ser humano, explica Emmanuel Gutiérrez.

La experiencia que les deja participar en este tipo de competencia interinstitucional es que adquieren mucho aprendizaje “porque te adentras en áreas del conocimiento que tal vez no lo ves en clase, y también para ver que de verdad lo que estás aprendiendo funciona”, como asegura Emmanuel Gutiérrez.

Para Ricardo Díaz, una ventaja es que, “dependiendo de lo que quieres hacer y las actividades que quieras desempeñar, tú eliges la categoría y bueno también depende de las asignaturas que lleves y que tengas el conocimiento necesario para ciertas categorías”. Lo cual representa que el propio estudiante se ponga retos.  

Otra gran ventaja en este tipo de competencias es que se logra el trabajo en equipo y se complementan los conocimientos de diferentes ramas de la ingeniería, por ejemplo, en el caso del proyecto de los dos alumnos de UVM Campus Cuernavaca, se emplearon conocimientos de Ingeniería Mecatrónica e Ingeniería Industrial: Mecatrónica se centra más en lo mecánico, en la programación y en los sistemas eléctricos; mientras que la Industrial revisa que los procesos estén bien detallados, optimiza tiempos, etcétera.

Ahora ya sabes por qué es tan importante que durante tus estudios de ingeniería participes en eventos prácticos como concursos que reten tu imaginación. Entérate también de los beneficios de estudiar ingeniería y participar en concursos internacionales

 

Haz clic aquí para ver los comentarios

Suscríbete para recibir las notificaciones de nuestros nuevos artículos

Sigue leyendo

Déjanos un comentario

comentarios