Buscar en Universidad UVM
La diversidad transforma la industria de los videojuegos

La diversidad transforma la industria de los videojuegos

La diversidad transforma la industria de los videojuegos

La diversidad entre quienes hoy en día desarrollan videojuegos, por sus distintos orígenes y antecedentes profesionales, se ve reflejada también en personajes y tramas de los más recientes lanzamientos.

 

La industria de los videojuegos ha cambiado mucho desde aquellos días de los años noventa, cuando la inmensa mayoría de los títulos comerciales estaban pensados casi exclusivamente para hombres adolescentes, eran protagonizados por hombres blancos y casi todos sus personajes femeninos estaban sobresexualizados y desempeñaban el papel de víctimas. Cierto, esto aún pasa con frecuencia, pero cada año suman más los ejemplos de juegos que escapan a estos estereotipos e integran a personajes de los más diversos tipos, colores y sabores.

Ejemplos hay muchos, pero uno de los más recientes y más claros es sin duda el de Uncharted: The Lost Legacy, juego de acción protagonizado por dos mujeres: una australiana de ascendencia india y otra sudafricana. Están también las franquicias de Dragon Age y Mass Effect, que están dando al jugador la libertad de elegir el sexo, raza y hasta la orientación sexual de su personaje.

No es de sorprenderse, de acuerdo con un estudio realizado por Estatistia, al día de hoy las mujeres constituyen ya el 42% de los gamers en los Estados Unidos; mientras que la masificación de los juegos móviles para tablets y smartphones ha convertido a los más diversos grupos demográficos en jugadores asiduos.

Todo esto ha creado una fuerte demanda de contenidos que apelen a un mercado global, diversificado y multiracial. Por lo que los grandes estudios de videojuegos se han visto en la necesidad de conformar equipos con gente de distintos países, razas e ideologías. Su común denominador: una preparación internacional en todo el sentido de la palabra.

Es así como compañías como Bioware, Ubisoft y Blizzard se están convirtiendo en verdaderos ejemplos de compañías internacionales para las que las fronteras no existen.

 Un ejemplo de esto son Chloe y Nadine de Uncharted que ilustran claramente la diversidad que está caracterizando tanto a quienes desarrollan videojuegos como a quienes los compran.

 

Específicamente en el caso de México, por ejemplo, desarrolladoras como Squad están teniendo gran éxito gracias a juegos como el de Kerbal Space Program. Este título ha llamado la atención de la NASA y recientemente fue adquirido por el ya famoso estudio estadounidense Rockstar Games.

También cabe mencionar que mucho de este cambio general se debe en gran medida a la incursión de más mujeres en la industria. El trabajo de personas como Rhianna Pratchett -escritora responsable del exitoso reboot de los juegos de Tomb Raider en el 2013- está a un tiempo rompiendo barreras en una industria dominada por hombres y abriendo puertas a todo tipo de personas para incursionar en ese mundo.

En otras palabras, la globalización está haciendo de la industria de los videojuegos un mercado diverso e inclusivo que está demandando talento tanto femenino como masculino de lo más variopinto.

¿Te interesaría incursionar en la industria de los videojuegos? Explora carreras como Comunicación y Medios Digitales, Ingeniería en Tecnología Interactiva en Animación Digital y Diseño Multimedia y Arte Digital y ¡prepárate para desarrollar juegos para toda clase de personas en todo el mundo!

Haz clic aquí para ver los comentarios

Suscríbete para recibir las notificaciones de nuestros nuevos artículos

Déjanos un comentario

comentarios