Buscar en Universidad UVM
Lo que no sabías de las pruebas psicométricas

Lo que no sabías de las pruebas psicométricas

Suscríbete al newsletter de Pasión y talento

Recibe mensualmente los artículos de tu interés

Lo que no sabías de las pruebas psicométricas

Pasión y talento

Por Alberto Jiménez*

 Todos pasamos o vamos a pasar por lo mismo. Algunos mientras terminamos la carrera, otros después de graduarnos, buscamos nuestra primera oportunidad laboral, armamos nuestro CV, recabamos información acerca de la empresa, acudimos puntuales a la entrevista, causamos una buena impresión al reclutador y todo es felicidad hasta que nos dicen: “Vas a realizar pruebas psicométricas”. ¡¿Pruebas psicoqué?! A menos que estés estudiando (o hayas estudiado) psicología, estarás familiarizado al 100 con esas pruebas. Si bien en muchas no hay respuestas correctas o incorrectas, su evaluación sí puede determinar si consigues el trabajo o le sigues buscando.

Para que no te agarren en blanco, aquí te explicamos cuáles son las pruebas psicométricas más comunes y para qué les sirven a los reclutadores. Son herramientas se utilizan para detectar y determinar quién es el mejor candidato para cubrir una posición vacante y se dividen en tres clasificaciones básicas: test de inteligencia, test de personalidad y test de aptitudes y habilidades.

  1. Test de inteligencia. Aquí el más común es el Terman Merrill, aplicable a candidatos con escolaridad de bachillerato en adelante para posiciones administrativas, supervisores, coordinadores, gerenciales de primer nivel, etcétera. Mide el Coeficiente Intelectual (CI).
  2. Test de personalidad. El más utilizado se llama Cleaver y arroja una visión entre persona-puesto (perfil del puesto – perfil de la persona) aportando criterios de probables reacciones bajo condiciones laborales normales y con alta presión. Esta prueba es aplicable a candidatos con escolaridad de bachillerato en adelante y se utiliza para posiciones administrativas, supervisores y coordinadores.
  3. Test de aptitudes y habilidades. Aquí tenemos el Moss (que mide la adaptabilidad social) y el Zavic (que mide la honestidad). Moss nos da ideas de los diferentes comportamientos de una persona bajo supervisión y con personal a su cargo, cuál es su habilidad de supervisión y sentido común, toma de decisiones y comportamiento con las relaciones humanas. Zavic se enfoca en los intereses de la persona y su relación con temas como corrupción, legalidad, indiferencia y moral, y en intereses de tipo económico, social y político.

Hoy la tecnología permite que estas pruebas se apliquen por internet y generan resultados inmediatos para los reclutadores. La diferencia en muchos de los casos es el cómo nombran a las evaluaciones, pero el resultado de estas siempre tiene la misma base, sólo asegúrate de identificarlas.

¡Mucha suerte, cuéntanos tu experiencia!

 * Publicación original en Profesionistas.org.mx

Haz clic aquí para ver los comentarios

Suscríbete para recibir las notificaciones de nuestros nuevos artículos

Sigue leyendo

Déjanos un comentario

comentarios