Buscar en Universidad UVM
¿Estás sobrecalificado para tu trabajo?

¿Estás sobrecalificado para tu trabajo?

Suscríbete al newsletter de Imagina tu mundo

Recibe mensualmente los artículos de tu interés

¿Estás sobrecalificado para tu trabajo?

Imagina tu mundo

 

La lenta recuperación del mercado laboral y la falta de empleos han ocasionado que la gente acepte posiciones de más bajo rango por el simple hecho de conseguir un trabajo. Si le sumamos el tiempo que una persona llega a pasar desempleada, aumentan las posibilidades de tomar la primer oferta sin pensarlo mucho.

Sin embargo, este no es el único factor que ocasiona que te sientas sobrecalificado en tu empleo. Muchas veces no ponemos atención en la descripción del puesto, o nos dejamos llevar por el nombre barroco del cargo, sin realmente indagar a fondo qué se necesita y si esto supone un reto o no.

Pero tómalo con calma. Primero debes identificar si este es tu caso. Si te aburres con facilidad, siempre buscas algo más que hacer (no lo confundamos con proactividad), sabes más que tu jefe y no estás aprendiendo nada nuevo, entonces estos 4 consejos son para ti.

 

Mantén la calma

El entrar a un trabajo nuevo implica siempre una curva de aprendizaje y toma tiempo adaptarte. El pánico puede apoderarse de ti al sentir que no estás siendo útil y querrás salir corriendo de inmediato.

Aunque renunciar a la empresa con pocos meses de haber entrado quedará como un empleo de tres o cuatro meses en tu currículum y parecerá que eres un empleado inestable. Te recomendamos platicar con tu equipo y ver los retos o pendientes que tengan. Puede darse el caso de que encuentren otras tareas más interesantes y si no, también puede ser buena oportunidad para buscar darte tiempo de comenzar a buscar oportunidades en otra organización.

Recuerda que no hay mejor manera de buscar trabajo que teniendo uno.

 

Habla con tu jefe

Si realmente estás inconforme, hablar con tu jefe es lo primero que debes hacer. ¡Y que no te de pena!

Sin sonar arrogante, repasa con él cuáles son tus habilidades profesionales, tu perfil y las tareas que estás realizando. Déjale claro el rol que podrías jugar dentro de la empresa y lo que esperas lograr. No está mal que inclusive le hagas saber que estarías interesado en aplicar a una posición más acorde a tu capacidad dentro de la empresa.

Pero recuerda indagar sobre los tiempos para el proceso interno es la clave para saber si estás dispuesto a esperar ese periodo, o si prefieres empezar a buscar algo más.

 

Aprende de ello

El estar sobre calificado a veces implica que debes llevar las riendas del equipo. Al tener más tiempo libre puedes descubrir que tus aptitudes gerenciales son mejores de lo que pensabas. Puedes intentar mejorar ciertos procesos que están viciados en el área. Esto servirá para que otras personas comiencen a ver tus capacidades. Es un hecho que alguien sobre calificado en una posición salta a la vista de cualquiera. Así que aprovecha, hazte notar y sorpréndete de lo que puedes lograr al sacar a la luz tus aptitudes más escondidas.

 

Tómate tiempo para pensar

Sabemos que no buscaste ese trabajo precisamente para meditar sobre el sentido de la vida. Pero muchas veces el estar sobrecalificado puede ayudar a obtener una perspectiva más clara de lo que realmente quieres. Este tiempo puede abrirte la mente e inclusive darte la idea de comenzar tu propio negocio o hacer algo radicalmente diferente. Siempre puede ser momento para reinventarte. Además, este tiempo extra puede ayudarte a hacer una buena red de contactos (¡networking!) dentro de ese trabajo que seguramente te será útil si quieres hacer algo diferente.

Haz clic aquí para ver los comentarios

Suscríbete para recibir las notificaciones de nuestros nuevos artículos

Sigue leyendo

Déjanos un comentario

comentarios