Buscar en Universidad UVM
7 recomendaciones rumbo al maratón

7 recomendaciones rumbo al maratón

Suscríbete al newsletter de Salud e innovación

Recibe mensualmente los artículos de tu interés

7 recomendaciones rumbo al maratón

Salud e innovación

Correr 42 kilómetros es tanto un reto físico como mental para el que hay que prepararse con tiempo de acuerdo a tu edad y nivel de resistencia física.

Hay quienes se toman el entrenamiento y los cuidados previos a la ligera. Y el problema de esto es que resultan con lesiones que pueden dejarlos fuera de la carrera.

Por eso, aquí te brindamos algunas recomendaciones básicas para tomar en cuenta los días previos a un maratón.

1. Calentamientos

Bastan 10 o 15 minutos de calentamiento para preparar tu cuerpo y ayudarle a rendir mejor durante el entrenamiento. Dedica estos minutos a un trote a ritmo muy suave, y luego sigue adelante con tu rutina asignada para ese día. Nunca hagas velocidad sin antes haber entrado en calor.

2. No entrenes duro dos días consecutivos

Tiempo, fondos y sesiones de velocidad en un mismo día pueden ser muy desgastantes. Lo mejor es no llevar el cuerpo al límite un día tras otro. Alterna días duros con días fáciles; esto además te ayudará a hacer tus entrenamientos más placenteros y menos tediosos.

3. Músculos fuertes

En un maratón se pone a prueba la resistencia y no tanto la fuerza, pero es un hecho que tener músculos más fuertes te harán correr más rápido y protegerte de las lesiones. Por lo mismo, es importante que al menos una vez a la semana hagas algo de fuerza en las piernas.

4. Define y practica una estrategia de carrera

¿Arrancar rápido o despacio para después ajustar el ritmo? Depende de cada quien. Lo importante es que pruebes y definas qué funciona mejor para ti durante tus entrenamientos y te apegues lo más posible a esa estrategia. Por ningún motivo hagas cambios de última hora.

Maraton_nutricion.jpg

5. Sigue una dieta adecuada

Hay quienes dicen que el cuerpo de un atleta se debe un 70% a la buena alimentación y 30% al ejercicio. Los carbohidratos simples y complejos son justo lo que tu cuerpo necesita para este tipo de pruebas. Enfócate en planes alimenticios que incluyan fuentes de este tipo. Lo mejor que puedes hacer es consultar a un nutriólogo que dé seguimiento a tu evolución.

6. Si estás cansado, descansa

Hay que aprender a distinguir la flojera del cansancio. Si tras un día de entrenamiento intenso no te sientes al 100 para salir a correr, para tu cuerpo será mucho mejor un poco de descanso.

7. Visita al fisioterapeuta de forma regular

Correr tanto, en especial si no tienes una técnica bien desarrollada, puede tener consecuencias para músculos y articulaciones. Por lo mismo no estará de más que mientras te preparas para una carrera el especialista te haga una valoración.

Recuerda, tu salud es lo más importante.

Haz clic aquí para ver los comentarios

Suscríbete para recibir las notificaciones de nuestros nuevos artículos

Sigue leyendo

Déjanos un comentario

comentarios